El Colef menciona que diversos especialistas han analizado el papel de las dependencias federales y organismos internacionales en la definición de la política migratoria mexicana ante las formas de implementación de seguridad fronteriza como políticas públicas en la administración de Donald Trump. Con tal motivo mencionaron sobre un seminario bajo el nombre de Gobernanza, Sociedad Civil y Política Migratoria, el cual fue organizado por el INDESOL, la SEDESOL y El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) con sede en las instalaciones de INDESOL en la Ciudad de México.

En dicha reunión se hizo ver sobre el papel de distintas dependencias federales e internacionales, como la SER a través de la Dirección General de Vinculación con Organismos de la Sociedad Civil, la Secretaría de Gobernación a través de la Unidad de Política Migratoria y finalmente la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y la Organización Internacional de Migración (OIM). 

La ponencia de inauguración corrió a cargo de María Angélica Luna Parra, Titular de INDESOL además de Ramón Ramírez, Titular de la Unidad de Política Migratoria de SEGOB. En el caso de El Colef tomó la palabra Dr. José María Ramos, Director General de Vinculación Institucional,llevo una ponencia bajo el título de : "Restricciones en la política de seguridad fronteriza de EEUU y aprendizajes sociales".En dicha ponencia destacó la importancia de la generación de contrapesos en el sistema político estadounidense, los cuales atañerían al Congreso y el Poder Judicial quienes se sabe que actualmente han contrapuesto las propuestas del presidente Donald Trump. Añadió mas adelante, que tales contrapesos, dijo, han caracterizado la democracia estadounidense de atrás tiempo, lo que permitiria y ameritaría un análisis mucho más sistemático desde el analisis de la política exterior mexicana.

En su comunicado de prensa el Colegio de la Frontera Norte menciono que se han analizado algunos avances de las acciones y programas gubernamentales de México ante la importante coyuntura actual con EE.UU. Mencionan que entre las necesidades de la política pública mexicana se encuentran los siguiente: ¿Existe un trabajo donde se concilien los derechos humanos, seguridad fronteriza, inclusión y cohesión social? ¿Se ha evaluado integralmente el impacto social, legal e institucionales de la política de seguridad de EEUU en México? ¿Cuál han sido el aprendizaje o innovación en las OSC´s de origen mexicano en EE.UU que se puedan adaptar a las OSC mexicanas? y ¿Cuál es la capacidad institucional de fortalecimiento de proyectos de gobernanza social para el desarrollo de las comunidades, en la realidad de una menor emigración hacia Estados Unidos?

Como podemos darnos cuenta son muchas las preguntas que se generan desde el campo de la academia y la investigación del fenómeno migratorio. Hasta el momento pareciera que se se están derterminando ciertas posturas desde el gobierno para enfrentar este nuevo acontecer de la relación bilateral EE.UU- México. Sin embargo como lo plantea el Colegio de la Frontera Norte, muchas preguntas quedan al aire, y el planteamiento de muchas posturas debe de comenzar a investigarse.

En los días pasados nos hemos enterado sobre ese contrapeso ejercido por el Congreso de los Estados Unidos respectivo a la construcción del muro fronterizo. Sabemos que por lo menos por este año no existirán los recursos para llevarlo a cabo, sin embargo habra que ver que sucede con muchos de los ajustes que se están percibiendo en la actitud frente a los medios que está tomando el equipo de trabajo de Donald Trum, donde a pesar de que se observa mayor cuidado en la forma que se dicen las cosas, la política antimigración es evidente. Ojalá y el gobierno de México pueda encontrarse a la altura en las relaciones que lleva con EE.UU de tan buen trabajo de colaboración desde hace tanto tiempo.  

® Acerca de Política Migratoria del Gobierno Mexicano